LA FAMILIA MURUA LAORDEN TIENE UN SECRETO

PATES IMURU UN PRODUCTO 'MADE IN RIOJA ALAVESA'

Nos citamos en Elciego (Alava) con Ignacio y Javier Murua, o lo que es lo mismo con el padre Ignacio, y unos de sus hijos, el que sigue en este caso los pasos paternos en la elaboración de paté. Resolvimos en principio alguna duda sobre el nombre de la marca, "se nos ha conocido siempre por paté Murua, nuestro apellido. Pero por asunto de registros de marcas al final nos hemos quedado con Imuru, de Ignacio Murua", nos indica el hijo. "Cuando empezamos a comercializar el producto, hace treinta años, no pensamos que había que registrar el nombre de uno" remarca el padre. Con el obligado cambio de nombre no han cambiado ni el logotipo ni los colores, "es por eso que algunos clientes se han dado cuenta del cambio de nombre mucho tiempo después", nos señala Javier.

 

En tierra de vino, y con apellido víticola, algunos se siguen sorprendiendo de encontrar en Elciego un producto como este, "es un magnífico complemento del vino" comenta el hijo. Les reconozco que a un servidor le sigue saliendo "fuagras" o "foigras". "No es de extrañar, hay mucha gente de la zona que nos dice que les recuerda a lo que se hacía en sus casas en las antiguas matanzas de la zona”, nos comenta Ignacio.

 

Volvemos entonces al principio de la historia. Tras dedicarse a variados oficios Ignacio Murua y esposa Pilar La orden, pieza básica de la historia, luego contamos el porqué, se decidieron a comercializar el producto que hacían en principio para la familia y amigos.  "Antes fui panadero, transportista, hemos hecho miles y miles de fundas de saco para una bodega de Fuenmayor, hasta que animados y empujados por amigos y familiares nos decidimos a elaborarlo y comercializarlo...y aquí estamos", resume el padre. Pero antes hubo un capitulo anterior, nos recuerda el hijo, "según tengo entendido solía visitar la zona una ciudadana francesa, amiga de la familia, que utilizaba una técnica una fórmula diferente a la que aquí se practicaba para elaborar el paté de  "hígado de cerdo". Entre aquella forma, la de aquí e introduciendo ingredientes autóctonos y un poco de creatividad, mi madre Pilar La orden, dio con una fórmula muy personal y de gran aceptación.

 

Están ubicados en un punto estratégico en Elciego, sin moverse, puesto que ya estaban allí, los cambios que ha sufrido esta localidad los ha dejado entre dos carreteras, la variante que parte el pueblo en dos y la entrada hacía la carretera de La Puebla, que antes de la restauración del Marqués del Riscal era la variante. Esto hace que tenga una venta directa, en términos de porcentaje ciertamente reseñable. Tienen además comerciales en Madrid, Logroño y Vitoria. Por la zona distribuimos nosotros directamente". En esa venta directa tienen varias anécdotas, "hace poco un señor paso por aquí y compró dos latas. A los pocos días nos llamo de Albacete para que le mandáramos doscientas". De personajes famosos guardan con cariño "la felicitación de Argiñano, Jordi Estrella... o del Lendakari Ardanza".

 

La producción es estacional. El paté se elabora entre Octubre y Abril aproximadamente. Su producción es de unas 30.000 latas. "Es conveniente que repose en la lata varios meses antes de salir al mercado", comentan. En la planta elaboradora nos explican el proceso desde la recepción, selección y limpieza (de "uno en uno") del hígado y el tocino, la elaboración, el envasado, la esterilización y el almacenaje hasta su distribución.

 

Nos cuentan como lo hacen y que productos utilizan, "hígado y tocino de cerdo, vino blanco, brandy, trufa natural, huevos, especies y sal". Nos explican la razón de la lata de 84 gramos, "casi todas las que hacemos son de las pequeñas, aunque también hacemos varias partidas de 205 gramos. Como es un producto natural, sin aditivos (conservantes, colorantes, antioxidantes, potenciadores de sabor...etc.), si la lata la dejas empezada se oxida el paté y se oscurece. Así que funciona mejor el tamaño de 84 gramos". Nos obsequian con unas latas. Pero lo que no nos cuentan es la "fórmula de patés imuru". Esa es la que invento la madre. Es, nunca mejor dicho, "un secreto de familia". Viendo como Ignacio Murua, a sus 85 años, conserva una vitalidad y un humor envidiables, se llega a la conclusión de que el secreto merece la pena.

 

                                                                                                                                    Juantxo Martinez

                                                                                                                                    Revista Berberana

                                                                                                                                    Mayo-2008

Class dolor pharetra eu imperdiet vehicula nunc ut

Morbi class nec conubia accumsan egestas aenean et ligula ullamcorper proin inceptos ad per litora a

Etiam curabitur dictumst semper purus nisl fringilla molestie auctor pretium ipsum, dolor nisl mauris donec augue nisi tempus nisi. Aliquam curabitur dapibus mi fames pulvinar congue habitasse, massa facilisis lectus pulvinar suspendisse imperdiet quis nec, rutrum cursus interdum facilisis orci tempus. Dui ad nisl egestas quisque proin himenaeos porta tortor velit, amet nibh curae lorem lectus massa semper litora ad leo, tempor duis sodales gravida varius est purus conubia. Dolor suspendisse pulvinar rutrum purus ut tincidunt vehicula condimentum sed, egestas aliquet facilisis habitant cursus etiam scelerisque sociosqu aptent, aenean molestie quisque magna habitant non libero himenaeos.

Sollicitudin proin tincidunt nisi nostra blandit, bibendum ornare nostra nibh mi faucibus, hac tellus maecenas praesent.

Iaculis odio vulputate potenti

Laoreet nam at magna sit per hac lacinia blandit, lorem pharetra velit pharetra integer nibh tempor, lobortis facilisis sapien tellus neque vulputate neque.

Vitae nostra elit ad